MOTOR DE BÚSQUEDA PARA ARTÍCULOS PERIODÍSTICOS

Autor  Periódico  Año 
Mostrar Introducción

Para apreciar a la UNAM de hoy
Humberto Muñoz García
Campus Milenio Núm. 779, pp. 6 [2018-11-15]
 

Es importante dar a conocer al público que, en la Universidad Nacional, tenemos un cúmulo de literatura que nos brinda ideas a los académicos para pensar y repensar nuestra casa de estudios. Por ejemplo, en los últimos años, cuatro rectores nos han dejado libros importantes para apreciar a la UNAM de hoy, a la que ya transita por el Siglo XXI, producto de su historia, la reciente y la lejana.

Los académicos, por nuestro lado, hemos producido muchas ideas, con análisis sistemáticos y reflexiones elaboradas y cuidadas con rigor, acerca de los caminos que las universidades públicas tienen abiertos para continuar con sus importantes labores, que no sólo consisten en enseñar, producir conocimiento y difundirlo, sino también, en formar ciudadanos libres que sustenten principios morales y compromiso con la sociedad en la que viven.

Tres cosas son de resaltar en un espacio breve como este. La primera considera que la UNAM es una institución heterogénea en muchos sentidos, comenzando por la diferenciación de campos de conocimiento, origen social de sus estudiantes, entre otros puntos. Pero también, es una de las universidades más completas por todas las actividades que cubre, una de las instituciones más complejas en el país, con campos académicos reconocidos, de importancia para enfrentar y resolver muchos de los grandes problemas nacionales.

El segundo punto es la presencia de la investigación y los resultados del trabajo científico, que es una de sus tres funciones sustantivas. Tratamos de que se practique en un modelo de producción que cruce fronteras disciplinarias y abra espacio al diálogo entre generaciones de académicos, particularmente en la docencia.

Y, finalmente, destaco que toda la actividad de la UNAM se lleva a cabo en un ambiente de libertad, tolerancia y pluralidad, que contribuye a la dignidad de sus académicos y estudiantes, y a fortalecer el sentido de identidad de sus miembros con la institución.

De mi parte, considero, además, que en la UNAM tenemos responsabilidad social, entendida como la aplicación de la autonomía para reflexionar y transformar la institución acorde a los cambios y necesidades emergentes de la sociedad.

La UNAM en lo que va de este primer quinto del Siglo XXI ha experimentado muchos cambios. Voy a dar algunos ejemplos concretos para ilustrar el punto. Entre el año 2000 y el 2018, la UNAM aumento su matrícula en casi 100 mil alumnos. Su matrícula total tuvo un crecimiento de 37%, explicado en buena medida por el aumento del número de estudiantes en licenciatura, que creció un 52% en este período. Ha sido una demostración de compromiso con los jóvenes y adolescentes para que tengan oportunidad de estudiar. Lo cual ha implicado acuerdos en la comunidad y en la capa directiva para recibir más estudiantes, la construcción y ampliación de las instalaciones y una mayor planta académica.

Según cifras oficiales, los académicos de la UNAM somos 40578, actualmente. Entre el año 2000 y el 2018 la planta creció un 38%. Los profesores de asignatura alcanzaron la cifra de 28183 en el 2018, que representó un 44% más del número que había en el año 2000. Los académicos de tiempo completo tuvieron un aumento de 20% en el período.

Unos datos más para ilustrar la oferta educativa: la UNAM cuenta con 92 planes de posgrado, 123 carreras y 3 planes de estudio de bachillerato. La institución tiene 4736 investigadores nacionales, entre facultades e institutos y centros. Del total de artículos científicos publicados en el país, más de una cuarta parte corresponde a académicos de la UNAM. En promedio, la UNAM publica seis libros por día.

Los datos de arriba permiten apreciar, grosso modo, que la UNAM es una institución destacada en el ámbito de la educación superior, reconocida como una de las mejores. Y en ella, con toda su energía intelectual, se responde a las demandas de muchos públicos interesados en las actividades universitarias.

La UNAM tiene sedes en todas las entidades federativas de México y está impulsando Escuelas Nacionales de Estudios Superiores en Michoacán, Querétaro, Guanajuato y Yucatán, para complementar los esfuerzos regionales de formar recursos de alto nivel en áreas y especialidades con los que no se cuenta todavía en varios sitios del país. Así, se trata de estimular el diálogo con todas las comunidades científicas en todo el territorio.

La UNAM gana prestigio académico porque practica el principio de que la ciencia es una actividad humanista, y que la educación universitaria, en el ámbito público, es una educación sin fines de lucro, que preserva y enriquece el patrimonio cultural y la historia de los mexicanos. Todos los que trabajamos en la UNAM queremos una mejor universidad para las nuevas generaciones y en eso nos empeñamos todos los días. Queremos una universidad de alto nivel intelectual, comprometida con las mejores causas nacionales y con el bienestar de la sociedad.


Instituto de Investigaciones Económicas
Seminario de Educación Superior
TEL: 56650210, FAX: 56230116
webmaster@ses.unam.mx
Last modification: April 28 2016 13:39:11.  

Free Blog Counter