MOTOR DE BÚSQUEDA PARA ARTÍCULOS PERIODÍSTICOS

Autor  Periódico  Año 
Mostrar Introducción

Educación superior: cuatro puntos a tratar
Humberto Muñoz García
Campus Milenio Núm. 811, pp. 5 [2019-08-01]
 

En este artículo trataré cuatro puntos que siento deben resaltarse, por la significación que tienen para la educación superior.

1. La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) tiene algo más de 356 mil alumnos. A lo largo del tiempo, muchos de los jóvenes estudiantes han venido de familias cuyos padres no estudiaron el nivel superior. La cifra está disminuyendo, dadas las oportunidades que han tenido las generaciones recientes de entrar a la universidad, particularmente en Ciudad de México, donde la tasa de cobertura gira en torno a 90 por ciento, y es la más alta en el país.

Hacia mediados de los ochenta, sólo 18.5 por ciento de los estudiantes de la UNAM venía de padres que habían alcanzado el nivel profesional. Hacia fines del siglo pasado la cifra había subido a 26.3 por ciento (Guzmán, 2004), y en 2011 ya había aumentado a casi 2 quintas partes del total (Muñoz, 2015). Es posible que en el último decenio se haya elevado más, pero de cualquier forma, existe un número de estudiantes muy grande que han vivido en hogares donde el acceso a la cultura probablemente ha sido deficitario. Suponemos que la facultad de cultivarse de una persona está asociada al nivel educativo de los padres. También, que la escuela es un verdadero agente de trasmisión de capital cultural. Adquirir cultura es una forma de enriquecimiento que juega positivamente en la biografía de las personas.

En este año que la UNAM conmemora sus 90 años de autonomía, la institución ha lanzado un programa por medio del cual todos los estudiantes tendrán la posibilidad de asistir y apreciar cualquier actividad de la oferta cultural que brinda la casa de estudios: música, teatro, museos, cine, algo así como 14 mil eventos que se llevan a cabo anualmente. El Sr. Rector espera que la “presencia de nuestros estudiantes en los foros universitarios crezca notablemente”. Habrá una educación más integral con la cual los egresados tendrán más ventajas para insertarse a la actividad económica y para desarrollar una cultura ciudadana, tan indispensable para los tiempos que vive México. Sería deseable que el ejemplo de la UNAM cunda a todas las universidades públicas.

2. En esta semana que corre, se organizó un Coloquio sobre los 90 años de la Autonomía Universitaria. Se integraron cinco mesas para reflexionar sobre la autonomía: en la dimensión nacional, en su historia, sobre su función social, sus relaciones con el conocimiento y la investigación y, finalmente , con la docencia. Participaron como ponentes universitarios de varias disciplinas. Los resultados serán, seguramente, publicados para que puedan alcanzar a más públicos de los que asistieron a las mesas de trabajo.

Un avance de lo logrado hace diez años, con motivo del festejo de los ochenta años, está vertido en un libro sobre el tema, publicado por la Secretaría General de la UNAM y en un número especial de la Revista Perfiles Educativos, del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación (IISUE). Los dos productos, con un tercero por venir, constituyen una contribución sustantiva al debate sobre la autonomía universitaria, debate que ha estado en el tintero de varias plumas especializadas durante lo que lleva el actual gobierno.

3. Para que una universidad pública pueda cumplir sus tareas, a cabalidad, requiere un ejercicio pleno de su autonomía. La autonomía faculta a las instituciones para autogobernarse. El autogobierno incluye la designación de autoridades y la representación comunitaria en los órganos colegiados mediante procesos de elección fijados en los instrumentos jurídicos institucionales. Por tanto, es inadmisible que se intervenga, desde el exterior al campus, en la elección de la máxima autoridad unipersonal, el Rector, cuando quiera que ocurra y que no se respete la autonomía. Tampoco aceptamos opiniones desinformadas, que desorientan y no ayuden a entender y participar en el proceso. Ojalá que en la próxima elección de rector, la prensa se exprese lo más objetivamente que pueda, con conocimiento de causa, y que ningún sector oficial trate de imponernos su voluntad política.

4. Los científicos sociales hemos insistido, de siempre, en que las decisiones políticas que toma un gobierno deben estar sustentadas en información válida y confiable que, analizada con buenos instrumentos, permita entender mejor la realidad para corregir o eliminar aquello que entorpece su desarrollo. Por ello, a título personal, considero que el Coneval debe seguir funcionando con todo el apoyo indispensable, en virtud de la importancia que tienen los programas sociales del régimen y en virtud de que ha logrado conjuntar un equipo de seis académicos en su Comité Directivo, del nivel técnico más elevado que hay en el país. Sus análisis y la información que proveen son de mucho valor para la investigación académica en las universidades. Esperamos que los informes y estudios que nos entreguen próximamente promuevan avances de la 4T, porque estamos convencidos que la desigualdad y la pobreza deben reducirse significativamente a corto plazo.


Instituto de Investigaciones Económicas
Seminario de Educación Superior
TEL: 56650210, FAX: 56230116
webmaster@ses.unam.mx
Last modification: April 28 2016 13:39:11.  

Free Blog Counter