MOTOR DE BÚSQUEDA PARA ARTÍCULOS PERIODÍSTICOS

Autor  Periódico  Año 
Mostrar Introducción

La UNAM: actualidad y perspectivas
Humberto Muñoz García
Campus Milenio Núm. 828, pp. 6 [2019-11-28]
 

La Universidad Nacional Autónoma de México, en el primer lustro de este Siglo XXI, se encontraba entre las 15 universidades más grandes del mundo, todas de carácter público, de las cuales 12 estaban ubicadas en países del llamado tercer mundo, emergentes o subdesarrollados. La UNAM, en ese entonces, tenía más de 330 mil alumnos. Actualmente tiene casi 357 mil, y en el 2020 tendrá un presupuesto aproximado de 41 mil millones de pesos, que es el más elevado en el sistema de educación superior.

La Universidad Nacional, junto con el resto de las universidades públicas, federales y estatales, juega un papel relevante en la construcción y conducción de la sociedad mexicana; sus funciones son múltiples y tiene el encargo de producir profesionistas de alto nivel, estar al día en la circulación mundial de conocimiento, y transmitir la cultura nacional en México y por el orbe, un papel que en estos tiempos de la globalización es fundamental.

La UNAM es miembro de la Asociación Nacional de Instituciones de Educación Superior (Anuies), donde se procesa la discusión y se opina sobre las políticas públicas de este nivel educativo. (eg. Acosta, 2000, Ham, 2006 Álvarez, 2015). Asimismo, tiene un papel destacado en la Unión de Universidades de América Latina (UDUAL), cuya base de operación se encuentra en la propia UNAM.

El examen de la UNAM es indispensable porque ha sido una institución que ha acompañado el desarrollo de México en el Siglo XX, impulsora de la movilidad social y la evolución de las clases medias, porque ha sido foco de revueltas estudiantiles, espacio donde se ha dirimido el conflicto político, caja de resonancia del sistema, promotora del pensamiento social que ha contribuido al proyecto nacional, y productora de ciencia, como parte del humanismo (Pérez T. 2011), en esta época de la sociedad del conocimiento y la era digital. Como dijo Zermeño (2008), la UNAM ha sabido poner en un mismo espacio a los actores y sujetos sociales de distinto origen social, político y cultural y enseñarles a dialogar, a obtener consensos, y a interactuar comunicativamente. Ha podido llegar hasta estos tiempos y plantearse seguir adelante.

La UNAM decidió estudiarse y abrir un espacio de investigación sobre la Universidad, hace más de 40 años. El Centro de Estudios sobre la Universidad (CESU), hoy Instituto de investigaciones sobre la universidad y la educación (IISUE), es una entidad que se creó para estudiar el pasado, presente y futuro de la universidad, la nuestra y las otras. Resguarda el Archivo Histórico de la UNAM.

En el año 2000, un grupo de Investigadores formamos el Seminario de Educación Superior (SES), convertido en Programa Universitario (PUEES) hace un año, uno de cuyos propósitos es analizar los sistemas de educación superior en la esfera internacional, pero también los factores políticos que afectan el desarrollo institucional, las políticas públicas de este nivel educativo y las formas de gobierno institucionales. El PUEES imparte un curso en el segundo semestre del año que se lleva a cabo por vía electrónica en vivo para 28 sedes en el país.

En lo personal, considero que toda institución universitaria debería tener organismos semejantes, sobre todo porque las universidades públicas, y en particular la UNAM, se han vuelto diversas, y cada vez más complejas, en sus modos de operación académica y administrativa. También, por lo que hace a las relaciones políticas de sus miembros con los respectivos rectorados. Son entidades estratégicas para la institución.

A continuación, compartiré con el lector algunas de las características de la UNAM, que no llegan, todas, al gran público, que hablan de lo que esta institución representa actualmente y para el futuro. Pretendo dar una idea somera para ilustrar el efecto tamaño y lo difícil que es organizarla y dirigirla. El tono descriptivo para ilustrar el caso me ha sido inevitable.

En este 2019, la UNAM imparte 128 carreras, 92 planes de maestría y doctorado, especializaciones, carreras técnicas y 3 planes de estudio de bachillerato. El bachillerato se imparte en 9 preparatorias y 5 colegios de ciencias y humanidades, más una secundaria llamada iniciación universitaria. Hay 5 escuelas nacionales en la capital del país: artes plásticas, enfermería, música, cinematografía y trabajo social. La enseñanza en la licenciatura se imparte, además, en 15 Facultades que cubren una muy vasta gama de disciplinas académicas.

Dentro del Área Metropolitana de la Ciudad de México están las 5 Facultades de Estudios Superiores de Acatlán, Aragón, Iztacala, Cuautitlán y Zaragoza. Cada una de ellas es propiamente una Universidad. Todas y cada una tienen miles de estudiantes e imparten una enorme variedad de carreras.

Destaco, igualmente, que hay dos subsistemas de investigación: ciencias y humanidades. Son dos estructuras de investigación muy completas, diversas, que cubren decenas de institutos, catorce centros y más de una decena de programas universitarios. La vastedad de campos de conocimiento, la producción y el impacto académico de sus resultados es una de las fortalezas de la UNAM con las que cuenta el país.

En Ciudad Universitaria se localiza la Coordinación de Universidad Abierta y a Distancia, que cada día adquiere mayor importancia para satisfacer muchos retos que tiene la institución. La UNAM, además, es una de las empresas editoriales más grandes. Y, voy a completar esta parte diciendo que en la Ciudad de México, la Universidad tiene a su encargo una docena de edificios históricos como Minería, San Ildefonso, San Carlos, San Agustín, el Palacio de Medicina y el de la Autonomía.

Daré los últimos tres datos: Uno: en todas las entidades del país hay instalaciones de la UNAM. Ha sido necesario extenderse para cumplir con la producción científica y fortalecer la docencia. Hay Escuelas de Estudios Superiores en Juriquilla, Morelia, León y Mérida. Dos: en Difusión Cultural se encuentran cinco museos y el Centro Cultural Universitario donde existe una muy amplia cartelera artística. La UNAM distribuye capital cultural y hace tareas de resguardo del patrimonio, tangible e intangible, de los mexicanos. Finalmente, no puedo dejar de mencionar que la UNAM tiene 14 sedes ubicadas en 4 continentes, a través de las cuales se cumple el principio de difundir la rica cultura mexicana. Estudiantes, académicos y público en el extranjero se acerca y conoce México por vía de la UNAM. Las sedes han servido para impulsar el intercambio intelectual y científico a medida que se fortalece el espacio académico global.

Ésta es, muy en breve, la estructura universitaria que seguirá conduciendo el rector Enrique Graue en su segundo período. Para hacerlo, con buenos resultados académicos, la institución requiere gozar de autonomía plena y recursos suficientes y oportunos. Que se entienda que la acción de la UNAM se extiende a todo el conjunto de la sociedad, y que la gobernanza universitaria debe ser pensada y programada más allá de un período rectoral, para que se proyecte a la institución en el mediano y largo plazo, como lo ha planteado el rector en su Plan de Trabajo 2019-2023. Porque en este Siglo, México tendrá desafíos que, para sortearlos, requerirá del concurso de todas sus instituciones de educación superior.

Hay el compromiso de que la Universidad impulse sus sedes en el país, coordinarlas y relacionarlas con las instituciones locales, para ofrecer más y mejor educación a los jóvenes. Existe el compromiso de que se avance en la investigación, en la inter y multidisciplina, para conocer más amplia y profundamente problemas concretos y plantear soluciones. En la UNAM estamos comprometidos con el rector para que la Universidad progrese, para apoyar el cambio social y el desarrollo local. Es una de las cosas que toca a nuestra casa de estudios en el porvenir inmediato.

Asimismo, andar hacia una reorganización institucional que exalte la responsabilidad social de la UNAM, incorporando todo aquello que le permita superarse permanentemente como institución académica al servicio de México.


Instituto de Investigaciones Económicas
Seminario de Educación Superior
TEL: 56650210, FAX: 56230116
webmaster@ses.unam.mx
Last modification: April 28 2016 13:39:11.  

Free Blog Counter